Francisco (Pancho) Rodriguez

Título del proyecto: Shibboleth

Técnica: Fotografía Digital

Descripción del proyecto:
Génesis 11:7-8  “confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero. Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad.”

El lenguaje es una pieza fundamental en la identidad de toda cultura, cada idioma es no es solo la expresión histórica y cronológica de comercio, migración y transculturización de una sociedad, sino también el muro de contención  que delimita, identifica y excluye a su intruso.

Para comprender la diferencia cultural entre la República Dominicana y Haití, es imprescindible entender que en ella subyace un profundo conflicto de identidad. En esta isla basta abrir la ventana para oír otro idioma y las palabras que se escuchan pronunciar delatan de qué lado es cada cual.

Cada palabra codifica los verbos y sustantivos propios de cada región, pero la historia es muchas veces capaz de transmutar este código hasta el punto de perder casi por completo su significado original y cargar con otro código, con otro significado, con otro peso.

El 2012 marcó el 75 aniversario de “El Corte” hecho ocurrido durante la Dictadura de Rafael Leonidas Trujillo Molina (1891-1961), quien con la intención de “blanquear” la raza dominicana, auspicio que de la manos de militares y civiles dominicanas murieran mas de 38,000 Haitianos, los cuales eran identificados principalmente por su dificultad de pronunciar la letra R al ordenarles pronunciar en castellano la palabra Perejil.

Es precisamente por este hecho que el perejil sirve de contexto para esta serie, tapizando fotografías de Indocumentados Haitianos que trabajan en el sector de la Construcción y a su vez monumentos construidos durante la Era de Trujillo, para la celebración de la irónica Feria de la Paz y Confraternidad del Mundo Libre (1955), en la que se conmemoraron los 25 años de ascenso al poder del tirano. Esta obra pretende mostrar como el significado de una palabra, se adhiere a la realidad, histórica, económica y étnica de las dos mitades de una isla.

Todavía hoy tengo más miedo que vergüenza pedir que la pronuncie cualquier negro.

“Heme aquí todavía en estas tierras. Soy un testigo mudo. Un testigo cómplice. Estoy acusado por mi conciencia. Cuál es mi deber?” (El Masacre se Pasa a Pie, Freddy Prestol Castillo).

Imágenes del proyecto:

1-EDIT-SI01-EDIT-FTR01538 2-EDIT-si02-EDIT-FTR01547
3-EDIT-si05-EDIT-FTR01577 6-EDIT-si06-EDIT-FTR01581 copy4-EDIT-siEDIT-FTR01553 copy-1565si5-EDIT-si04-EDIT-FTR01540

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s